97 mil mujeres se capacitan con el programa “Mujeres Conectadas” de Tigo y Crecer IFD

La realidad de familias, e incluso comunidades, cambian en zonas periurbanas y rurales donde las mujeres acceden a una educación digital, para mejorar su calidad de vida e impulsar sus emprendimientos.


En las últimas décadas ha quedado claro que la tecnología puede reducir y eliminar brechas sociales a un ritmo acelerado que desafía previsiones estadísticas. Grandes transformaciones de comunidades enteras comienzan a generarse a partir del esfuerzo de mujeres y emprendedoras conectadas al mundo digital.

Sin embargo, este impacto positivo aún necesita ampliarse. Para ello es importante revertir la brecha digital de acceso a internet que existe entre hombres y mujeres en el mundo (28%) en relación al uso del servicio desde dispositivos móviles, según estudios recientes de GSMA Intelligence 2018.

En América Latina esa desigualdad se traduce en 76 millones de mujeres que no están conectadas, que sólo utilizan el celular para desarrollar una comunicación básica sin poder usar herramientas digitales con acceso a diversos servicios. La educación digital es esencial, así como la democratización de la tecnología.

“Mujeres Conectadas” en Bolivia

Homenajeamos la historia de la lucha femenina internacional por la igualdad, libertad, por la paz y el desarrollo a través del programa “Mujeres Conectadas”. Hasta el momento capacitamos a más de 97 mil mujeres que aprendieron sobre internet y redes sociales, navegadores y buscadores, correo electrónico, aplicaciones educativas y de negocios.

Apostamos por la educación digital a fin de reducir la brecha tecnológica y laboral de género, de esa manera queremos incentivar acciones de impacto positivo para cambiar el mundo.

Hasta el 2020, junto a Crecer IFD, nos hemos propuesto empoderar a 200 mil mujeres  emprendedoras de zonas periurbanas y rurales capacitándolas para que desarrollen sus habilidades digitales en beneficio de ellas mismas y sus familias.