Pacientes con cáncer reciben pelucas creadas por voluntarias de Tigo

RESPONSABILIDAD CORPORATIVA - Diciembre 2014

Pacientes con cáncer reciben pelucas creadas por voluntarias de Tigo

Con cabello donado por más de sesenta personas, se crearon pelucas para niños y mujeres que se encuentran en tratamiento por cáncer. Las pelucas fueron elaboradas en forma manual por mujeres voluntarias de Tigo, quienes hicieron la donación como regalo de Navidad.

“Voluntariado de Cabello Solidario” es una nueva iniciativa de Responsabilidad Corporativa de Tigo que permitió este 22 de diciembre donar pelucas a quince pacientes del Hospital Oncológico. Se trata de mujeres, niños y niñas que están en tratamiento por cáncer, quienes se beneficiaron de esta actividad iniciada hace tres meses con la colecta de cabello. Considerando que para cada peluca se necesita la donación de tres personas, un total de sesenta personas participaron como donantes en esta primera etapa.

Como parte de esta iniciativa realizada en alianza con UTEPSA, las voluntarias de Tigo elaboraron las pelucas en forma completamente manual y las entregaron como regalo de Navidad a personas que perdieron el cabello como consecuencia de sus tratamientos. Además, las voluntarias creadoras de las pelucas conocieron personalmente a las personas receptoras al entregarles su regalo, dando lugar a un acto altamente emotivo. En este encuentro también se proyectó un video testimonial que cuenta cómo se llevó adelante el proceso de fabricación en el ambiente acondicionado por Tigo como taller de tejido de pelucas.

“Como sabemos, luchar contra el cáncer significa enfrentar un conjunto de desafíos emocionales muy grandes. En este contexto, la pérdida del cabello es un tema particularmente difícil”, explicó Nadia Eid, gerente de Comunicación y Responsabilidad Corporativa de Tigo. “Además, una peluca puede tener un costo muy elevado para la mayoría de los pacientes. Con esta iniciativa respondemos a una necesidad concreta.”

En su etapa inicial, la iniciativa benefició a quince niños y mujeres, pero en enero de 2015 se donarán otras 35, para llegar a las cincuenta pelucas en total. De hecho, la ejecutiva enfatizó que la actividad constituye una primera etapa en un proceso a mediano plazo.