La Hora Solidaria

Los pasados 28, 29 y 30 de marzo , durante una hora, Tigo donó el equivalente a todas las recargas que hicieron los clientes en sus teléfonos móvilesEste dinero fue donado a instituciones sin fines de lucro, hogares y proyectos voluntarios que ayudan a niños de escasos recursos. Los clientes que recargaron sus líneas durante esos 60 minutos recibieron el 100% de su crédito, pero al mismo tiempo la empresa donó el mismo monto a instituciones benéficas.“La Hora Solidaria” es una Campaña de Responsabilidad Social que Tigo desarrolló en las ciudades de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz los días 28, 29 y 30 de marzo, respectivamente.Los fondos recaudados fueron destinados a proyectos que trabajan mejorando la calidad de vida de niños que viven en la orfandad, que han sufrido abandono o que están en situaciones de vulnerabilidad. Las instituciones elegidas en el eje troncal fueron el Hogar Alalay, el Centro de Solidaridad y el Hogar Fátima, entidades con las que Tigo ha firmado convenios.Como parte de esta iniciativa, Tigo tuvo puntos de encuentro en las siguientes zonas: El Prado, frente al Cine Monje Campero, (La Paz), la plaza Las Banderas (Cochabamba) y la Manzana Uno (Santa Cruz), donde estuvieron ubicados los “mini-cargueros” y empleados de Tigo, que recibieron recargas de clientes Tigo. Además, en cada uno de esos puntos, la compañía realizó otras actividades y entregó las donaciones ante Notarios de Fe Pública.Esta campaña se vincula a una filosofía de Responsabilidad Social Empresarial que Tigo desarrolla mediante una serie de políticas, programas y acciones en favor de la salud, la educación, la cultura y el medio ambiente.“La Hora Solidaria es una expresión de agradecimiento a la sociedad boliviana y una oportunidad de colaboración mutua entre los clientes y la empresa para beneficiar a las nuevas generaciones”, explica Horacio Romanelli, Gerente de Asuntos Corporativos de Tigo.